ser mama de bebe y trabajar

Cuando eres mamá y trabajas fuera de casa hay muchos sentimientos encontrados. Por un lado no quieres dejar tu vida profesional, pero por otro lado tampoco quieres descuidar tu maternidad. Muchas mujeres se animan a darlo todo y desarrollan solas ambas responsabilidades, pero esto termina por agotarlas y acaban renunciando a sus empleos. No obstante, hay forma de llevar bien el equilibrio.

Consejos para ser mamá de un bebé y seguir trabajando

Compartir tareas

Aunque tú seas la mamá no toda la responsabilidad debe recaer en ti. Para que no tengas que elegir entre tu profesión y tu maternidad el apoyo de tu pareja es muy importante. Así que deben organizarse y compartir tareas. Sí, incluso el cambio de pañal, por lo que no dudes en enseñarle a él a aplicar adecuadamente el ungüento para prevenir escaldaduras, así tu bebé siempre tendrá la piel del área del pañal sanita.

Decidir quién cuidará a tu bebé

Una de las decisiones más difíciles es quién cuidará al bebé cuando no estés en casa y tu pareja tampoco (por motivos laborales). Para que puedas estar tranquila será necesario que se decidan por una persona de confianza.

Muchos delegan esta obligación a las abuelas, pero no son la única opción. Otra alternativa es contratar una niñera capacitada. También puedes elegir inscribirlo en una guardería, eso sí, confirma que tenga los permisos respectivos y el personal especializado.

Calidad y no cantidad

La decisión de volver o no volver a trabajar solo depende de ti. Es cierto que puede aparecer cierto complejo de culpa por elegir seguir laborando, pero es un tema que puede tratarse para que así no interfiera en el vínculo que crees con tu bebé.

Si eliges volver al trabajo, recuerda no descuidar estar siempre emocionalmente con tu hijo, esto es mucho más importante, incluso, que la cantidad de horas que puedas estar con tu niño al día.

Comentarios de Facebook

Leave a Reply