escaldadura

Una escaldadura es uno de los motivos de consulta más comunes en Pediatría. Su nombre clínico es “dermatitis del pañal”, aunque también se le conoce como “pañalitis” y se trata de la irritación de la piel que se encuentra cubierta por el pañal (Dr. David Golegant, s.f.).

Según las estadísticas, al menos el 25% de los recién nacidos presenta un caso de escaldadura en sus primeros meses de vida. Aunque este tipo de irritación cutánea se asocie más a bebés, lo cierto es que cualquier persona, que use este tipo de prenda interior, está propensa a padecerla (Clínica GPC, s.f.).

Cómo prevenir una escaldadura en tu bebé

Según los especialistas, lo recomendable, para prevenir la aparición de escaldaduras, es evitar el contacto directo de la piel del bebé con residuos fecales y orina. Para que esto sea posible, el cambio de pañal, cada vez que se requiera, es elemental (Sáez, Orozco, Greenawalt, 2017).

Zambrano (et al), agregan que, en el caso de episodios frecuentes de escaldadura, lo ideal es mantener al bebé sin pañal al menos algunas horas al día (s.f.). El mismo estudio acota que, en cada muda de prenda interior, también es recomendable aplicar un producto protector que aísle la piel del contacto con el pañal (como un ungüento para prevenir escaldaduras Hipoglós).

hipoglos crema para escaldaduras

Concuerda con el estudio anterior, Sáez (2017) quien añade: “Las pastas y los ungüentos son mejores barreras que las cremas y lociones, que son pobremente adherentes, mínimamente oclusivas, y pueden contener fragancias y conservadores.”.

Escaldadura: tipos, causas comunes y tratamiento

Una de las causas más comunes de las escaldaduras es la sobrehidratación de la zona afectada. Lo que sucede es que la piel expuesta a mayor humedad es más propensa a sufrir daños por abrasión (GPC, s.f., p.9).  

Los cuadros de escaldadura se caracterizan por: “eritema confluente, pápulas eritematosas, edema y descamación en las áreas convexas que están en contacto directo con el pañal, incluyendo las nalgas, el abdomen inferior, los genitales y las raíces de los muslos.” – Sáez et al (2017).

Estos son algunos tipos o causas de escaldaduras:

Dermatitis Seborreica

Que se caracteriza por una irritación intensa de color rojo brillante. Si no es controlada a tiempo puede expandirse y afectar la zona perineo-glútea.  En algunos casos podría evolucionar a una dermatitis atópica o psoriasis (Salmentón, 2002, p.239). La especialista agrega que la mejor forma de combatirla es con un tratamiento tópico.

Dermatitis Atópica

Esta aparece, en lactantes, a partir de los 5 meses (generalmente). Se caracteriza por la aparición de lesiones  como pápulas que a veces vienen acompañadas de “erosiones, exudación y costras” (Fonseca, s.f.). Para el tratamiento se suelen prescribir fármacos que pueden ser administrados por vía general o tópica (Martín, 2011).

Dermatitis alérgica por pañal

Se ocasiona, usualmente, porque los pañales que se emplean contienen fragancias, conservadores, entre otros productos que, al entrar en contacto con el calor, permiten que los alérgenos afecten la piel del bebé (Sáez, 2017).

A este tipo de escaldadura se le conoce también como dermatitis alérgica de contacto y puede ser causada por el uso de talcos e incluso pañitos húmedos (Golergant, s.f.)

Otros tipos de escaldaduras

La psoriasis es otro tipo de dermatitis irritativa que puede padecer un bebé. A diferencia de las irritaciones más comunes, esta no tiene su origen en problemas de contacto y humedad en la zona del pañal.  La psoriasis es una enfermedad hereditaria y es rara en niños menores de 2 años (Vidal y Vicente, s.f.).

También se pueden producir escaldaduras por escabiasis, que es causada por un ácaro. Esta se contagia por el contacto directo de piel con piel o por la ropa de cama (García, s.f.).

Las escaldaduras podrían aparecer además por sífilis congénita, deficiencias nutricionales, inmunodeficiencias, fibrosis quística, etc. (Sáez, 2017).

Fuentes:

Golegant, David. “Pañalitis y escalduras” en http://www.drgolergant.com/articulos/panalitis.pdf

Clínica GPC. “Prevención, diagnóstico y tratamiento de la dermatitis del área del pañal”, México, s.f. en http://www.cenetec.salud.gob.mx/descargas/gpc/CatalogoMaestro/SS-767-15/ER.pdf

Saez-de-Ocariz M, Orozco-Covarrubias L, Greenawalt Rodríguez, S. “Abordaje clínico y manejo integral de la dermatitis irritativa por pañal”, México, 2017. En: http://www.medigraphic.com/pdfs/actpedmex/apm-2017/apm176i.pdf

Salmenton, M. “Pautas de diagnóstico y tratamiento de la dermatitis o eczemas en el niño, 2002. En: http://www.scielo.edu.uy/pdf/adp/v73n4/v73n4a10.pdf

Fonseca, E. “Dermatitis atópica”, s.f. en https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/dermatopica.pdf

Vidal  I. y Vicente A. “Psoriasis” en: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/psoriasis_0.pdf

García, “Escabiosis” en:

https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/escabiosis.pdf

Martín Mateos, M. A. “Guía de tratamiento de la dermatitis atópica en el niño”, 2011. En http://www.seicap.es/guia-dermatitis-at%C3%B3pica-2012-2edicion-prot_30467.pdf

Comentarios de Facebook

Leave a Reply