alimentación del recién nacido por etapas

La alimentación del recién nacido, por etapas, incluye la administración exclusiva de leche materna hasta los seis meses. Salvo en casos excepcionales, cuando tiene que reemplazársele por fórmula, ya sea por decisión de la madre o por problemas para producir este alimento. Pero qué cantidad de leche debe lactar el recién nacido ¿Es la misma cantidad los primeros días que a medida que se va preparando para la alimentación complementaria? Aquí lo descubriremos.

Alimentación del recién nacido antes de la alimentación complementaria

Antes de los primeros seis meses de vida del recién nacido la alimentación complementaria no es necesaria, afirman desde UNICEF, de hecho la leche de la madre no solo posee todos los nutrientes, sino todo los líquidos que el bebé necesita para saciar su sed.  Pero qué cantidad de leche debe mamar el bebé según cada etapa de su vida, hasta iniciar la alimentación complementaria.

Según la Asociación Española de Pediatría no hay una cantidad exacta de leche que debe mamar un bebé. De hecho, es mejor que la madre ofrezca al bebé lactancia materna a demanda, esto quiere decir que el bebé debe ser alimentado cada vez que lo solicite, en ese sentido aconseja olvidarse del horario y de la duración de la toma.

Aunque se alienta la lactancia materna a demanda, si se nota que el bebé mama poco pecho y no gana el peso que debe, según su edad, se debe incitar la lactancia por el bien de su desarrollo. Lo normal es que un niño sano tome leche materna de 6 a 8 veces, en la primera semana de vida. De hecho, desde UNICEF recomiendan que también se dé el pecho cuando la madre sienta que estos están llenos o cuando el bebé duerma por demasiado tiempo, en especial durante las dos primeras semanas de nacido.

Alimentación de un recién nacido: señales de que ha lactado suficiente

Como padres, es normal preocuparse porque el bebé consuma la cantidad de leche materna que sea necesaria. Ya que cada bebé tiene su propio ritmo no hay una cantidad establecida de veces que el niño necesitará amantarse, pero hay formas de comprobar que está bien alimentado; la primera señal es que está ganando peso. Otras señales, según el MINSA (s.f.) son que el bebé orine más de 5 veces al día, que sus deposiciones sean duras o secas, escasas o infrecuentes.

Leche materna luego de los seis meses

Luego de los primeros seis meses del bebé, cuando este ha sido alimentado netamente con leche materna, empieza la alimentación complementaria. Según la Organización Mundial de la Salud, la alimentación con leche materna no debe cesar, sino que a partir de esta edad el bebé necesitará de ciertos alimentos adecuados, según cada etapa de su crecimiento, de esa forma aconsejan que:

  • Desde los seis meses se ofrezca al bebé papillas blandas, de 2 a 3 cucharadas dos veces al día, además de tomas de pecho frecuentes.
  • Entre los 7 y 8 meses se le brinde alimentos triturados tres veces al día además tomas de pecho frecuente.
  •  De 9 a 11 meses, el bebé puede comer alimentos triturados o cortados en pedazos pequeños y otros que pueda agarrar. La cantidad ideal es tres comidas, más un refrigerio y darle de lactar.
  • Entre el año y los 24 meses de nacido, el bebé ya puede consumir los alimentos de la mesa familiar, pero cortados o triturados, según sea conveniente, la cantidad ideal que debe comer es de tres comidas, dos refrigerios y debe seguir lactando.

Fuentes:

Asociación Española de Pediatría

https://www.aeped.es/sites/default/files/8-lm_andalucia.pdf

UNICEF

https://www.unicef.org/ecuador/Manual_lactancia_materna_web_1.pdf

OMS

https://www.who.int/features/qa/21/es/

MINSA: “Guía de consejería integral sobre lactancia materna y alimentación complementaria para la comunidad”, s.f.

http://bvs.minsa.gob.pe/local/MINSA/1242_GRAL1397-3.pdf

Comentarios de Facebook

Leave a Reply