berrinches hipoglos peru

Aunque hay niños que suelen ser muy tranquilos en algún momento puede que hagan berrinches. Si ya te ha pasado o quieres estar prevenida en caso suceda es mejor que sepas cómo controlarlo. ¡Aquí te enseñamos cómo!

Evita estar a la defensiva

Muchos papis y mamis temen llevar a sus hijos a sitios públicos por miedo a que hagan una rabieta. Pero no puedes estar siempre la defensiva. Si los berrinches se darán, nada podrán evitarlo. Lo ideal es estar preparado y saber cómo reaccionar.

Berrinches: No le grites, no reacciones mal

En primer lugar, evita gritarle o enojarte, él es un niño pequeño y tú el adulto así que tendrás que guardar la compostura. Mientras duren los berrinches mantén la calma y no cedas a los caprichos, si lo haces, con el tiempo tu pequeño creerá que cada vez que hace una rabieta conseguirá lo que quiere.

Espera a que se calme

Luego de los gritos viene el llanto y es momento de consolarlo (¡consolarlo, no premiarlo ni castigarlo!). Tienes que tener en cuenta que los bebés y niños pequeños son un remolino de emociones y les cuesta controlarlas. Tú tienes que guiarlo, cuando se calme podrás hablar con tu pequeñ@ y hacerle entender, con palabras, que su reacción no fue la mejor.

Ponlo a salvo de sí mismo

Cuando un niño hace berrinches puede hacerse daño o hacer daño a alguien sin querer. Así que es tu responsabilidad llevarlo a un sitio seguro donde pueda calmarse. Cuando se tranquilice, felicítalo y hazle darse cuenta de lo bien que se siente ahora y de lo mal que se sentía cuando hizo los berrinches. Así podrá asociar que no es bueno reaccionar mal si se siente frustrado, enojado, etc.

Las rabietas pasan con el tiempo. Es importante aprender a reconocer lo que las ocasiona. A veces algo tan simple como una molestia en el pañal (una irritación en la piel por no usar un ungüento como el de d´Hipoglós para prevenir las escaldaduras, por ejemplo) puede ser el detonante. ¡Como mami sabrás identificarlo!

Comentarios de Facebook

Leave a Reply