calostro leche materna

La leche materna es esencial en la nutrición de todos los bebés humanos. Es un alimento tan completo que, por ello, se recomienda la lactancia exclusiva hasta al menos los seis meses de vida. Pero ¿sabías que la leche que producen las mujeres, los primeros días de dar a luz, tiene aún más propiedades? Esta se llama calostro y aquí te contamos más al respecto.

¿Qué es el calostro?

Según la OMS[1], el calostro es la leche que las mujeres producen los primeros días después del parto. Esta es diferente a la que producirán después, no solo respecto a sus propiedades, sino también en su forma. El calostro se caracteriza por ser más espeso y de color claro o amarillento. Luego del calostro, la mujer recién produce lo que se conoce como “leche madura” que es más blanca y contiene más grasa.

¿Por qué es beneficioso el calostro?

Esta leche, que también es llamada “leche del comienzo” se produce en mayor cantidad que la que vendrá después y contiene proteínas, lactosa, entre otros nutrientes. Según la publicación “Inicio temprano de la lactancia materna”[2], esta primera leche es rica en factores de protección.

Concuerda con la afirmación anterior, una publicación del Departamento de Biología Celular del Instituto Nacional de Perinatología Isidro Espinosa de los Reyes[3], en la que se afirma que en el calostro se puede observar gran cantidad de células de estirpe inmunológica. Así, este primer alimento, permite que la madre transfiera al bebé una serie de células a través de la alimentación; entre estas son abundantes los leucocitos. El informe de Instituto Nacional de Perinatología agrega además que entre las otras células detectadas en el calostro se encuentran linfocitos T, B y células Natural Killer.

Finalmente, el mencionado informe confirma que en el calostro se encuentran los cinco isotopos de inmunoglobulinas, así como lactoferrina, importantes por tener función inmunitaria alta. Además, estas dos poseen acción bacteriostática.  La lactoferrina, según los doctores Sabillón y Abdu[4], es una proteína que tiene un fuerte efecto bacteriostático sobre estafilococo y E. coli.

Propiedades del calostro y su importancia

Como te hemos mencionado en el punto anterior, el calostro contiene inmunoglobulinas, especialmente IgA y lactoferrina, además de linfocitos y macrófagos. Todos estos elementos, hacen que esta “primera leche” tenga una función protectora para el recién nacido, de ahí que sea importante la lactancia exclusiva desde las primeras horas de vida[5]. Pero ¿cuáles propiedades más tiene el calostro?

Según la OMS[6] el calostro es rico en anticuerpos, además, posee muchas células blancas y vitamina A. Este primer alimento del bebé fomenta su crecimiento y funciona además como un purgante. La publicación de la Organización Mundial de la Salud agrega que, debido a todo el valor nutricional de este alimento, aquel debe ser consumido por todos los recién nacidos, ya que, le permitirá:

  • Estar protegido contra alergias e infecciones.
  • Eliminar el meconio.
  • Prevenir la ictericia.
  • La maduración del intestino, para prevenir alergias e intolerancia a alimentos.
  • Reducir la severidad de infecciones.
  • Prevenir la enfermedad ocular.

Peligros de alimentos previos a la lactancia[7]

Luego de haber visto todos los beneficios que aporta el calostro y la alimentación del bebé a través de la lactancia exclusiva, es importante evitar proporcionar a los recién nacidos alimentos prelácteos. La OMS los desaconseja debido a que una alimentación diferente a la lactancia materna representa un peligro para la salud de los recién nacidos. En ese sentido, los bebés podrían:

  • Tener mayor riesgo de padecer infecciones, por ejemplo, diarrea, septicemia o meningitis.
  • Tener mayor predisposición a padecer intolerancia contra las proteínas de alimentos artificiales.

[1] https://www.who.int/maternal_child_adolescent/documents/pdfs/bc_participants_manual_es.pdf

[2] https://www.who.int/elena/titles/early_breastfeeding/es/

[3] https://www.medigraphic.com/pdfs/inper/ip-2011/ip112h.pdf

[4] http://www.bvs.hn/RHP/pdf/1997/pdf/Vol18-4-1997-7.pdf

[5] http://www.bvs.hn/RHP/pdf/1997/pdf/Vol18-4-1997-7.pdf

[6] https://www.who.int/maternal_child_adolescent/documents/pdfs/bc_participants_manual_es.pdf

[7] https://www.who.int/maternal_child_adolescent/documents/pdfs/bc_participants_manual_es.pdf

Comentarios de Facebook

Leave a Reply