chupón para bebes

Como padres (en especial si se es primerizo) surgen muchas dudas sobre lo que debemos darle o no a nuestros bebés. Una de las dudas más comunes gira alrededor del chupón para bebés. En esta publicación queremos resolver la siguiente pregunta: ¿El chupón es bueno para los bebés? Así como evaluar los pros y contras que su uso puede traerle a los pequeños.

¿Para qué sirve el chupón en los bebés ?

Según la publicación Recomendaciones sobre el uso del chupete para equipos de salud, padres y cuidadores, el hábito de succionar se ve manifestado en el bebé desde antes del nacimiento. Así, agrega no es extraño que a partir de la semana 27, los bebés chupen su dedo dentro del útero materno.

Este tipo de succión es conocida como “succión no nutritiva” y será un hábito que tendrá tras su nacimiento y se le considera una práctica para la “succión nutritiva”, esta última referida al amamantamiento que recibirá.

Mientras que en la succión nutritiva (dada en el proceso de ser amamantado) el bebé satisface sus necesidades alimenticias y afectivas, durante la succión no nutritiva (a través del chupón) este puede ejercitarse, reducir su ansiedad y obtener un placer que logre tranquilizarlo:

El chupete aparece en la cultura como objeto alternativo de succión, buscando ejercitar la succión no nutritiva, aplacar la ansiedad e, indirectamente, producir el placer que tranquiliza al bebé. (Recomendaciones sobre el uso del chupete para equipos de salud, padres y cuidadores, 2015)

Pros y Contras del chupón para bebés

Como se ha visto en el punto anterior, un aspecto a favor del uso del chupón es que permite que el bebé ejercite su mandíbula y le haga más fácil la succión nutritiva. No obstante, este también es un procedimiento que puede estimular por su cuenta al succionar su propio dedo, como hacía en el vientre materno. Otro punto a favor del chupón es que permite tranquilizar al bebé y calmar su ansiedad.

Entre los puntos a favor también se encuentra su papel protector frente a la muerte súbita en bebés, una de las causas más frecuentes de muerte en los primeros meses de vida. La primera propuesta al respecto surgió en 1979 (por Cozi et al) y se confirmó en 1993. Según una publicación de González (et al) entre las posibles causas que contribuirán a apoyar el aspecto protector del chupón se encontrarían:

                (…) podría evitar la posición de dormir en prono, protegería la permeabilidad de la vía aérea superior, disminuiría el reflujo gastroesofágico a través de la succión no nutritiva y disminuiría el umbral del despertar. (2007) 

En cuanto a los aspectos en contra del uso de chupones para bebés, se hallaría el hecho de que ciertos hábitos perniciosos, como la succión por un tiempo prolongado, podrían ocasionar maloclusiones dentarias.

¿Cómo usar el chupón para bebés ?

El chupón que se le dé al bebé debe estar limpio. La limpieza del mismo debe darse de forma rutinaria con agua y jabón. Antes de darle por primera vez el chupón al bebé, se debe esterilizar el producto, para hacerlo bastará con dejarlo remojando en agua caliente por 5 minutos y dejarlo enfriar (FEMIP, s.f.).

Como vez, la decisión de que tu bebé use o no un chupón depende exclusivamente de ti y de tu pareja. Si tras evaluar las ventajas y desventajas anotadas en esta publicación has decidido darle chupón a tu bebé, recuerda que lo ideal es no prolongar su uso por mucho tiempo, si bien no hay consenso sobre cuánto tiempo debe usar el chupón, lo ideal es que sea alrededor de 12 meses como máximo. 

Fuentes:

FEMIP

http://www.sids.org.ar/archivos/instruccionesparaelbuenusodelchupete.pdf

Recomendaciones sobre el uso del chupete para equipos de salud, padres y cuidadores

http://www.msal.gob.ar/images/stories/bes/graficos/0000001318cnt-uso-chupete-consenso.pdf

González, Balaguer, Díaz

http://archivos.pap.es/files/1116-640-pdf/666.pdf

Asociación Española de Pediatría

https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/201103-chupete-lactancia.pdf

Comentarios de Facebook

Leave a Reply