alergia o dermatitis
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

Existen diferentes problemas cutáneos que pueden afectar a nuestros bebés. Aunque la dermatitis del pañal es una de las más comunes, también lo es el sarpullido. No obstante, este podría ser fácilmente confundido con una alergia, o a la inversa.

Pero ¿Qué es el sarpullido y cómo se diferencia de una alergia?.

¿Qué es el sarpullido? ¿Qué lo caracteriza?

Según la Cleveland Clinic, el sarpullido del pañal es una irritación que se forma en la zona que cubre esta prenda. Suele caracterizarse por el enrojecimiento del área. La zona afectada, en casos más graves, puede presentar llagas abiertas que resultan muy dolorosas para el pequeño.

El sarpullido puede originarse por varios factores, por ejemplo:

  • La humedad del área.
  • El roce constante del pañal.
  • Algún tipo de infección por hongos o bacterias.

Pero, también puede ser síntoma de una reacción alérgica del bebé; ya sea, por contacto con algún producto alérgeno o por alergia alimentaria.

¿Cómo saber que es una alergia?

El diagnóstico correcto solo puede ser dado por el pediatra. Pese a ello, es importante conocer qué tipos de dermatitis alérgicas puede padecer nuestro bebé. Así sabremos reconocerlas y llevar a nuestro hijo con un especialista, ante las primeras señales.

La dermatitis por contacto alérgica, es uno de los tipos de alergia que puede padecer un bebé. Esta es una reacción que ocasiona la inflamación de la piel, frente alérgenos. Según Fonseca, la sensibilización de este tipo de dermatitis puede tomar meses o años; y una vez que esta se ha producido, las lesiones suelen desencadenarse a las 24 o 48 horas de exposición.

Para el autor, las lesiones de este tipo de alergia son muy similares a las del eccema, en su fase más aguda. Incluso se puede ver, en la zona afectada, vesículas o ampollas, exudación, o costras. Este tipo de alergia, aunque generalmente se produce en el área que ha estado en contacto con el alérgeno (el pañal o las toallitas húmedas, por ejemplo), también puede extenderse a otras partes del cuerpo. Las lesiones que se producen, se distinguen por el prurito que ocasionan.

¿Cómo tratar el sarpullido y la alergia?

El sarpullido, como sucede con las escaldaduras, puede tratarse en casa, con tratamientos preventivos o curativos. Si aún no hay llagas, se pueden seguir medidas preventivas, por ejemplo:

  • Cambiar el pañal del bebé, cada vez que se ensucie.
  • Utilizar pañales de buena calidad. Que sean de la talla del bebé y que no ocasionen rozaduras.
  • Emplear un ungüento para prevenir escaldaduras, que contenga óxido de zinc. Éste proporcionará a tu bebé una barrera protectora. Además, el óxido de zinc tiene propiedades que le permiten mejorar los procesos de regeneración de la piel.
  • Dejar airear el área del pañal en cada cambio, el mayor tiempo posible.

Como sucede con el caso de escaldaduras, existen ciertas señales que hacen necesario que llevemos a nuestro bebé con el pediatra:

  1. Si el problema no desaparece tras cuatro días de tratamiento en casa.
  2. Si el sarpullido viene acompañado de otros síntomas:
    1. Fiebre
    1. Llagas, etc.

Respecto a las alergias, según Fonseca, la mejor manera de tratar este problema, es evitar que nuestro bebé entre en contacto con las sustancias que la producen. Pese a ello, el autor aconseja que, en los casos donde es imposible evitar el contacto, se pueden usar productos que sirvan de barrera o protección frente a estos alérgenos.

En esta nota se usaron las fuentes del documento proporcionado por el área médica de Grünenthal.

Fuentes:

Fonseca:

https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/dermatitis_contacto.pdf

Clínica Internacional

https://www.clinicainternacional.com.pe/blog/saber-alergias-bebes/

Cleveland Clinic

http://www.clevelandclinic.org/health/shic/html/s11037.asp 

Comentarios de Facebook
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

Leave a Reply