cordon umbilical cuidados

Cuando el bebé nace hay una serie de cuidados que debe proporcionársele y  para los cuales los padres deben estar preparados. Uno de ellos tiene que ver con el cordón umbilical. En esta nota abordaremos más al respecto y te guiaremos en los métodos más usados para mantenerlo limpio.

¿Qué función cumple el cordón umbilical?

Durante el embrazo el cordón umbilical se encuentra conectado a la placenta. Este cuenta con una serie de vasos sanguíneos a través de los cuales el feto recibe la nutrición de la madre, además del oxígeno, entre otras funciones que le permiten desarrollarse. 

El cordón umbilical no solo permite el ingreso de nutrientes, oxígeno y demás, hacia el feto, sino que también hace posible que los productos de desecho de aquel se envíen al sistema circulatorio de la madre, para ser excretados.

Como cuando el bebé nazca podrá realizar estas funciones por su cuenta, el cordón umbilical se corta. Se trata pues de un elemento vital en la vida del feto, que permite su comunicación con la madre, pero que se hace innecesario en la vida extrauterina: “El cordón umbilical, tan vital en la vida intrauterina, no tiene una función fisiológica en el ser humano después del nacimiento” (Araneda et al, 2015). Tal es así que, finalmente, este se desprenderá y quedará en su lugar el ombligo.

¿Cómo limpiar el cordón umbilical?

Los cuidados del cordón umbilical son muy importantes y es que una mala higiene podría ocasionar alguna infección. Hay diferentes procedimientos que se pueden seguir para mantenerlo limpio. Aquellos donde interviene el uso de antisépticos deberían ser prescritos por un médico. Frente a estos, también se encuentra la llamada “cura en seca” que consta solo de bañar al bebé y mantener limpio y seco el cordón umbilical hasta que este caiga por su cuenta (Díaz Gutiérrez, 2015). 

Otra forma de limpiar el cordón umbilical del recién nacido, explican en la publicación de SESCAM, es con el uso de alcohol de 70° y gasas estériles. El procedimiento es el siguiente:

  1. Lavarse las manos antes de limpiar el cordón.
  2. Coger una gasa estéril por las puntas e impregnar el centro con alcohol de 70°.
  3. Limpiar la base del ombligo, rotando alrededor del mismo.
  4. Con otra gasa con el centro impregnado en alcohol, limpiar la parte distal del ombligo.
  5. Colocar el pañal cuidado de que el borde superior del frente esté doblado por debajo del cordón.

Según la misma publicación se indica que, tras la caída del cordón, es importante continuar con la higiene de la zona por lo menos unos días más hasta que se vea que ha cicatrizado. La limpieza debe hacerse al menos 3 veces al día o cuando la zona se ensucie por orina o heces.

¿Cuándo se da la caída del cordón umbilical ?

Según una publicación de SESCAM, la caída del cordón umbilical se da entre el día 5 y el día 8 en bebés que nacieron por parto natural, mientras que esta puede tardar más en quienes nacieron por cesárea (entre el día 12 y 15).

Para Araneda et al, 2015 la caída del ombligo se da en la primera semana de vida y la recuperación de la superficie se daría entre el día 3 y 6. Para los autores, se hablaría de un retraso en la caída del cordón, cuando esta se diera tras la tercera semana de vida.

Otro informe, escrito por Temprano y Fernández, indica que la caída del cordón umbilical estaría relacionada con el grosor del mismo, por lo que suele producirse entre los días 8 y 15.  Según ambos autores, la excesiva humedad de la zona podría retrasar su caída. En cuanto a la cicatrización de la herida, ésta por lo general se da entre 3 y 5 días después de la caída del cordón (Temprano y Fernández, 2010). 

Comentarios de Facebook

Leave a Reply