conservacion de la leche materna para bebes

Ya sea porque tienes que volver al trabajo o porque debes separarte de tu bebé, por varias horas, es importante que él o ella pueda acceder a la lactancia materna exclusiva. Por esta razón, muchas mamás optan por extraer y conservar su propia leche, de esa forma, sus hijos tendrán esta alimentación, tan importante para su desarrollo y el fortalecimiento de sus defensas.

Pero ¿cómo sería la correcta conservación de leche materna? Aquí te contamos esto y cómo extraerla.

¿Cómo extraer la leche materna?

Segú la Asociación Española de Pediatría[1] existen diferentes formas de extraer la leche materna. En su publicación definen tres, estas son: la extracción manual, el uso de sacaleches manuales y el de sacaleches eléctricos.

De estos métodos, la manera más fácil y menos costosa de extraer la leche es de forma manual, una práctica que se ha seguido por años. Un problema de este método puede ser que hace falta práctica para extraer eficientemente la leche, además de que requiere un masaje previo en la zona. De todos los extractores de leche materna, el AEPED menciona que los extractores eléctricos dobles, suelen ser los más efectivos si se tiene menos tiempo para la extracción; no obstante, son costosos y grandes, por lo que suelen usarse en hospitales.

¿Cómo conservar correctamente la leche materna?

Una vez que hayas elegido el mejor método para extraer la leche materna, debes saber cómo conservarla. En ese sentido, en la publicación “Protocolo para la alimentación con leche materna en las escuelas infantiles”[2], de la AEPED se hacen las siguientes recomendaciones:

  • La forma de almacenar la leche materna va a depender del tiempo que se vaya a demorar en utilizarla. Así incluso puede conservarse a temperatura ambiente si se usará dentro de las próximas 24 horas, aunque el tiempo en que se mantendrá en buen estado va a depender de la temperatura. Por ejemplo, en un clima de 15°C, la leche puede soportar hasta 24 horas sin echarse a perder, no obstante, en un clima de 30°C a 38°C solo durará un máximo de 4 horas.
  • La leche materna, refrigerada, puede durar hasta 8 días. Eso sí, la temperatura de refrigeración no debe ser inferior a 0°C ni superior a 4°C y lo recomendable es que se mantenga estable.
  • Finalmente, si se opta por congelar la leche, el tiempo de almacenamiento va a variar según el tipo de frigorífico que se tenga. Si es de los que tienen puertas separadas (congelador separado de refrigerador) puede durar hasta 4 meses. Y este tiempo puede aumentar a seis meses si se trata de un congelador comercial.

Respecto a las cantidades que se deben almacenar, la Academia Americana de Pediatría aconseja que sean pequeñas cantidades de no más de 2 o 4 onzas para evitar que se desperdicie leche, tanto si se consumirá en el día, como si se refrigerará o congelará.

¿Cómo preparar la leche extraída antes de dársela al bebé?

Según el Suplemento de Lactancia Materna del AEPED[3], se recomienda que nunca se use el microondas para descongelar la leche. El uso de este electrodoméstico puede ocasionar que se pierdan propiedades de la leche materna, por eso es desaconsejable. En su lugar, es mejor optar porque la leche se descongele a temperatura ambiente o se opte por descongelar bajo un chorro de agua templada o en baño maría, evitando la exposición directa al fuego.

La Asociación Americana de Pediatría aconseja que, para la leche que esté completamente congelada, esta se guarde durante la noche en el refrigerador (donde hace menos frío) y que antes de usarla, se coloque bajo un chorro de agua tibia o en un recipiente con agua a esta temperatura para que el descongelamiento no sea imprevisto.


[1] https://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/conservacion-almacenamiento-leche-materna

[2] https://www.aeped.es/comite-nutricion-y-lactancia-materna/lactancia-materna/documentos/protocolo-alimentacion-con-leche-materna-en

[3] https://www.aeped.es/sites/default/files/8-lm_andalucia.pdf

Comentarios de Facebook

Leave a Reply