dermatitis atopica del bebe
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

Según la Asociación Española de Pediatría, la dermatitis atópica es la enfermedad crónica de la piel más frecuente en la infancia. Escarrer y Guerra, la definen como “un proceso inflamatorio de la piel caracterizado por intenso prurito y piel seca, que presenta una evolución crónica y cursa en forma de brotes” (2019). En esta publicación hablaremos más acerca de este padecimiento, en bebés y cómo tratarla.

¿Qué es el dermatitis atópica?

Como se ha dicho antes, esta es una enfermedad inflamatoria de la piel, la cual se caracteriza por picor intenso, enrojecimiento de la piel y la presencia de pequeñas ampollas a las que se denomina vesículas. Algunos síntomas de la dermatitis atópica son:

  • El eccema antes mencionado.
  • Prurito, que puede llegar a afectar el sueño del niño debido a su intensidad.
  • Apariencia seca de la piel.
  • En algunos casos, también puede ocasionar el engrosamiento de la piel, en especial en los pliegues cutáneos y articulaciones.

Junto con lo anterior, si la dermatitis atópica llegara a agravarse podría incluir otros síntomas como infecciones por bacterias, virus u hongos; el emblanquecimiento cicatricial en aquellas zonas donde ha habido lesiones persistentes; entre otros.

Así mismo, esta enfermedad puede presentar ligeras variaciones según la edad, por ejemplo, en bebés suelen ser más exudativas mientras en que en niños suele salir menos líquido de las lesiones. 

Causas de la dermatitis atópica

La dermatitis atópica en bebés suele presentarse a partir del segundo a tercer mes de nacidos y, generalmente antes de que se cumplan los 5 años. Actualmente no se conoce la causa de esta enfermedad, no obstante, se ha asociado con:

  • Factores inmunológicos.
  • Aspectos relacionados a la nutrición del bebé.
  • Problemas psicológicos.
  • Factores genéticos, ya que es más frecuente en familias que han tenido dermatitis o enfermedades alérgicas.
  • Algunas alergias alimentarias o por inhalación también podrían contribuir a brotes de dermatitis atópica.

Algunos datos más sobre la dermatitis atópica

  • Aunque en algunos casos puede persistir por muchos años, la mitad de las veces suele desaparecer después de los tres años.
  • No existe una prueba específica para la detección de esta enfermedad, por lo que suele ser diagnosticada por exploración física e historia clínica.
  • En la mayoría de los casos no es una enfermedad grave, ya que puede ser controlada y tiende a una desaparición progresiva.
  • No es una enfermedad contagiosa.

Tratamiento para la dermatitis atópica

La base del tratamiento para un bebé que padece dermatitis atópica es hidratar, limpiar la piel y evitar agente que sean irritantes para esta. En resumen, está basado en restaurar la barrera cutánea, disminuir los brotes y mejorar la calidad de vida del niño.

  • Se deben evitar aquellas situaciones que pueden alterar la barrera cutánea, por ejemplo, aeroalérgenos o alérgenos alimentarios.
  • El uso de emolientes para mejorar la hidratación de la piel.  De hecho, según Escarrer y Guerra, existen estudios acerca de que el uso de emolientes suaves, desde el nacimiento, podría proteger contra el inicio de la inflamación de la piel. Hay algunos que incluso se usan para el tratamiento de escaldaduras en bebés y que están compuestos de una sustancia oleosa y óxido de zinc.
  • Los dermatólogos suelen prescribir un tratamiento a base de corticoides para tratar la enfermedad; sin embargo, estos solo deben ser prescritos por un especialista ya que la medicación adecuada dependerá de la lesión y la zona a tratar; además este tipo de productos solo puede usarse por un corto periodo de tiempo. 
  • En algunos casos, los médicos pueden prescribir antihistamínicos orales y en caso de infección, antibióticos.

Ahora que conoces más sobre la dermatitis atópica, si sospechas que tu bebé la padece será mejor que lo lleves con un médico para que realice el diagnóstico debido y prescriba el mejor tratamiento. Recuerda nunca automedicar a tu pequeño ya que podrías empeorar el cuadro en vez de aliviarlo.

Fuentes:

https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/dermatopica.pdf

https://www.pediatriaintegral.es/wp-content/uploads/2012/06/213-221-Derm.atopica.pdf

http://www.seicap.es/documentos/archivos/Guia%20dermatitis%20padres%20190407.pdf

https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/11_dermatitis_atopica.pdf

Comentarios de Facebook
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

Leave a Reply