El color de la piel del bebé en qué mes se define

Cuando un bebé nace, su piel tiene características que no tendrá después, cuando infante, niño, o en las demás etapas de su vida. Así, por ejemplo, hay bebés que nacen muy rojos, o que tienen las extremidades de un tono más violáceo, entonces ¿cómo saber cuál será el verdadero color de tu bebé? Y ¿en qué mes se define este? Aquí te contamos más al respecto.

Los diferentes colores en la piel del bebé recién nacido

Según Medlineplus[1], cuando un bebé nace, antes de respirar por primera vez, tiene un color de piel más oscuro del normal.  Pero este no es la única cualidad interesante del tono de piel de los recién nacidos; las extremidades de aquellos también pueden tomar un tono morado si sienten frío; o un tono más rojo si lloran.

Para el Hospital de San Diego[2], los cambios que sufre la piel de un bebé son más notorios cuando se trata de niños prematuros, debido a que su piel es más delgada que los que han llegado a término. La publicación del nosocomio menciona algunos tonos presentes en la piel del recién nacido y hasta cuándo permanece esta pigmentación en aquellos:

  • Manos y pies azules – Se le conoce con el nombre de acrocianosis. El color azul que adquieren las manos y pies del bebé tarda unas horas en desaparecer, luego del nacimiento. El color, no obstante, puede volver a aparecer, cuando el bebé sienta frío, y desaparecer al poco tiempo de solucionado este problema.

Si este color azul apareciera en otras zonas, por ejemplo, en la boca, cara, u otras partes del cuerpo sí es una mal signo, ya que significa que el bebé no está recibiendo el oxígeno que necesita, por lo que debe ser llevado a un centro de atención médica, de inmediato.

  • Pigmentación amarillenta – Se le conoce como ictericia y es común en gran número de bebés tras el nacimiento. Tiende a desaparecer poco tiempo después, a menos que se detecten complicaciones que deben ser tratadas por un especialista.

Entonces ¿el color de piel del recién nacido no es definitivo?

Para la Academia Americana de Pediatría, la piel de los bebés recién nacidos es más clara al nacer, incluso cuando se habla de bebés de piel oscura. No obstante, esta tenderá a oscurecerse a medida que crecen[3]. El tono más claro, con el que se nace, se debe a que el bebé aún no ha tenido contacto con agentes climáticos como el sol. Además, es normal que aquellos sean más sonrosados que sus padres, debido a que en su sangre hay un mayor número de glóbulos rojos.

El factor genético, es otro aspecto que se debe tener en cuenta al hablar del tono final de la piel de un recién nacido; así si ambos padres son blancos, el niño tenderá a tener el mismo color; por otro lado, si un progenitor es blanco y otro negro; el carácter dominante de los genes negros hará que el bebé tenga una mayor predisposición a tener la piel más oscura.

Luego de todo lo visto, se puede decir que existen diferentes factores que determinan el tiempo en el que el color final de la piel del bebé se define. Para empezar, luego de la primera respiración el bebé aclarará el color con el que nació, pero no será sino a partir del contacto con el exterior, que se pueda determinar el tono definitivo; a esto hay que sumar el factor genético e incluso de la dieta que se le proporcione.  


[1] https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002301.htm

[2] http://myhealth.ucsd.edu/RelatedItems/3,88222

[3] https://www.healthychildren.org/Spanish/ages-stages/baby/Paginas/How-Your-Newborn-Looks.aspx

Comentarios de Facebook

Leave a Reply