crema para prevenir escaldaduras de bebes

Todo bebé ha sufrido alguna vez de irritación en la zona de pañal, ya sea por un tema de alergia, higiene, el uso de la talla incorrecta, etc. Y cuando esto ha pasado, seguro has ido a la farmacia a comprar para él algún producto para combatir las escaldaduras y luego, para prevenirla. Pero ¿sabías que no todas las presentaciones de los productos son iguales? Por ejemplo, que no es lo mismo comprarle a tu bebé una crema que un ungüento para prevenir escaldaduras.

¡Queremos ayudarte! Por eso aquí te contamos cuáles son las diferencias entre una crema y un ungüento, así sabrás cuál es mejor para la piel de tu hijo o hija.

¿Qué es un ungüento para prevenir escaldaduras?

Los ungüentos son sustancias que se caracterizan por ser más grasas. Esta cualidad les permite ser productos más hidratantes, oclusivos y congestivos. Al ser oclusivos, los ungüentos dificultan la evaporación del agua.

La base de los ungüentos es un excipiente graso que puede ser vaselina o parafina, este excipiente es el que permite la formulación de una capa impermeable sobre la piel del bebé, y con ello evita que el agua se evapore. Gracias al excipiente la piel retiene el líquido y el sudor, por lo que permanece hidratada. Debido a sus propiedades, no es recomendable aplicar un ungüento en zonas que estén infectadas o en lesiones exudativas (húmedas); en ese sentido, son un medicamento de aplicación local, perfecto para prevenir escaldaduras

¿Qué son las cremas para prevenir escaldaduras?

Aquellas, pueden ser combinadas con líquidos o lípidos, esto les permite ser menos oclusivas y congestivas que otros productos, por lo tanto, lo que harán será dar una sensación refrescante a la piel, pero no la protegerán como sí lo hace un ungüento debido a su excipiente graso.

¿En qué casos es mejor un ungüento que una crema?

Los ungüentos son un tipo de producto que favorece la hidratación de la zona afectada, en ese sentido, se vuelve una solución ideal para prevenir la dermatitis de la zona del pañal, ya que evitará la resequedad de la piel y su irritación. 

El mejor momento para aplicar un ungüento es después de bañar al bebé o asear su zona genital. Luego de secar a tu bebé usa un poco de ungüento en la zona del pañal para crear una capa protectora entre su piel y esta prenda, así evitarás las escaldaduras.

Comparación entre crema y ungüentos para escaldaduras

Luego de haber hablado tanto de las cremas como los ungüentos, aquí te compartimos una lista comparando sus cualidades.

  • Ambos son formulaciones semisólidas.
  • Las ungüentos, a diferencia de las cremas no contienen nada de agua.
  • Las cremas se pueden subclasificar en lipófilas e hidrófilas.
  • Las cremas lipófilas son moderadamente oclusivas, pero no son productos congestivos.
  • Las cremas hidrófilas pierden rápidamente el agua que contienen luego de su aplicación, por ello tienen poco efecto oclusivo. 
  • La capacidad de absorción de los ungüentos es mayor que el de las cremas y que incluso las pomadas, pastas, polvos y geles.
  • Las cremas tienen el efecto de secar o curar heridas, por lo que se recomiendan para lesiones húmedas, en el caso de que lo que se busque sea hidratar la piel, las soluciones oclusivas son la mejor opción, la rehidratación de la piel se consigue con ungüentos.

Finalmente, recuerda que los ungüentos para prevenir escaldaduras solo deben usarse para este fin y no para el tratamiento de lesiones de este tipo, en especial si estas están infectadas. En el caso de lesiones húmedas es probable que el pediatra prescriba una crema.

Fuentes:

Clínica Mayo

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/dry-skin/diagnosis-treatment/drc-20353891

FAPap (Formación Activa en pediatría de Atención Primaria)http://archivos.fapap.es/files/639-1294-RUTA/FAPAP_4_2015_Unguentos_pomadas.pdf

Comentarios de Facebook

Leave a Reply