como esterilizar tetinas y biberones

Como padres nos preocupamos porque nuestros hijos se mantengan fuertes y sanos. Y por eso cuidamos muchos aspectos de su vida, por ejemplo, con nuestros bebés, nos preocupamos porque sus tetinas y biberones estén esterilizados para reducir la probabilidad de que algún microorganismo (bacteria o virus) los enferme al usar estos productos.

Por esta razón, hoy te contamos más sobre la esterilización de tetinas y biberones y cómo hacer para que tus hijos puedan usarlos sin problemas.

El uso de agua caliente para lavar tetinas y biberones

Uno de los métodos más populares para la esterilización de tetinas y biberones es el uso de agua caliente para lavarlos. Esta práctica se hizo muy común a inicios de los 90 y aconsejaba a los padres hervir agua por 5 minutos y luego lavar en esta agua caliente los biberones o chupones de sus hijos.

Actualmente sigue recomendándose este procedimiento, pero solo en el caso de que el agua en la que se laven estos productos no garantice su salubridad al 100%. Por ejemplo, si se usa agua de tanques o que no esté purificada, sería preferible optar por esta alternativa de esterilización.

Se recomienda lavar los biberones en agua caliente jabonosa y enjuagarlos cuidadosamente. Y recordar lavar, enjuagar y secar cuidadosamente la parte superior de la lata de la leche de fórmula antes de abrirla; asegurándose de que el abrelatas, las cucharas para mezclar, frascos y otro equipo estén limpios.

¿Qué recomienda la OMS?

Según la OMS los productos usados para alimentar al bebé pueden esterilizarse luego de ser lavados. La Organización Mundial de la Salud proporciona 4 pasos para ello.

  1. Llenar una olla o cazuela con agua.
  2. Sumergir en ella los productos que usará el bebé. Debes asegurarte de que el agua los cubra totalmente.
  3. Tapar la olla y llevar a la hornilla hasta que ebulla.
  4. Apagar la hornilla y dejar los utensilios dentro hasta que los vayas a usar.

Luego de seguir estos pasos, la OMS recomienda que las personas que vayan a dar de comer a los bebés se laven bien las manos antes de manipular las piezas esterilizadas. Del mismo modo, si se mantendrán estas fuera del espacio de esterilización se aconseja que estén armadas y cubiertas en un lugar limpio y seco.

Igual que esterilizar los biberones y tetinas, es importante la higiene de cada persona

Aunque las etiquetas de los biberones y tetinas sugieren que estos deben ser esterilizados, esta práctica es recomendada especialmente, para aquellas zonas u hogares donde las medidas de salubridad no sean las mejores. Por otro lado, no solo es importante servir la leche de los bebés en productos esterilizados, sino también seguir las medidas de higiene en este proceso, por ejemplo, es necesario partir de un adecuado lavado de manos.

¿Cómo hacer un banco de leche?

El correcto lavado de manos debe hacerse tanto al momento de esterilizar estos productos, como cuando se vaya a preparar la fórmula o servir la leche del bebé. Lo ideal es incluso contar con utensilios exclusivos para el lavado de los productos que usará el bebé, y que estos siempre estén limpios. Pese a hacer un adecuado lavado de manos, también se recomienda no tocar las tetinas o, en general, el material esterilizado con las manos.

Correcta conservación de la leche materna

Finalmente, recuerda que, para mantener la inocuidad de los biberones y tetinas de tu bebé, debes enseñar estas buenas prácticas a quienes te ayudarán a encargarte de su alimentación.  No olvides que, así como es importante que estos productos y las manos de quienes los preparan, estén limpios, también debe estar limpia la superficie sobre la cual se prepare el biberón del bebé.

Fuentes:

OMS. https://www.who.int/foodsafety/publications/micro/PIF_Bottle_sp.pdf

Nutrition: What Every Parent Needs to Know (Copyright © American Academy of Pediatrics 2011) https://www.healthychildren.org/Spanish/ages-stages/baby/formula-feeding/Paginas/How-to-Sterilize-and-Warm-Baby-Bottles-Safely.aspx

Comentarios de Facebook

Leave a Reply