formas de dar a luz

A lo largo de la historia han existido diferentes formas de dar a luz. Años atrás las parturientas podían dar a luz en casa o con la ayuda de matronas, hoy en día, al menos las mujeres de la ciudad suelen dar a luz en la clínica u hospital donde existe el personal médico y los medios para asistirlas en esta labor (Lugones-Botell M, Ramirez-Bermudez M. 2012). Pero ¿es esta la única forma de dar a luz actualmente?

Dar a luz en un centro hospitalario

En la actualidad hay más de una forma de dar a luz en los hospitales o clínicas. Ya no solo es el parto natural y por cesárea, sino también el parto bajo el agua. Asimismo, la posición horizontal no es la única alternativa, a esta se suma el parto en cuclillas e incluso el parto en posición vertical.

Pero, además de todo lo anterior, qué beneficios ofrece dar a luz en una clínica u hospital. El primero de ellos es que se cuenta con un ambiente conformado por profesionales y el equipo necesario; de esa forma, ante cualquier complicación (prevista o no), se pueden obtener soluciones inmediatas. Los partos en hospitales también siguen un proceso, aquel, desde el año 1985, es conocido como “Parto Humanizado” (Macías-Intriago MG et al. 2018).

Dar a luz en casa

Según De la Torre V (2015), quien hace un recuento de los estudios al respecto, el parto en casa es una opción que ofrece muchos beneficios a las mujeres que están por dar a luz; no obstante, en sus conclusiones recomienda que este sólo debe darse en caso de embarazos de bajo riesgo, en cuya situación ofrece una satisfacción más alta que en los hospitales.

Dar a luz bajo el agua

Aunque para algunas puede ser una moda, lo cierto es que en los últimos años se ha popularizado el parto bajo el agua, debido a los beneficios que ofrece. Por ejemplo, según el Ministerio de Sanidad de España “la inmersión en agua caliente durante la dilatación reduce la percepción del dolor y disminuye la necesidad de medicamentos analgésicos” en la misma publicación se dice que existen ciertos centros médicos que cuentan con esta forma de parto y que lo ofrecen o permiten a las parturientas siempre y cuando la evolución del parto lo amerite.

Dar a luz en cuclillas

Así como los lugares que se elijan para dar a luz pueden facilitar el parto o hacerlo menos doloroso para la mujer, también existen posiciones que lo favorecen. Por ejemplo, dar a luz en cuclillas es una de ellas. Con esta posición, se logra que los diámetros pélvicos aumenten, como consecuencia no es tan necesaria la estimulación por oxitocina y se reducen los partos instrumentales. La posición también favorece la disminución de las laceraciones perianales (Lugones-Botell M, Ramirez-Bermudez M. 2012).

Según los autores, otras posiciones para dar a luz, que ofrecen ventajas para la embarazada son:

  • De cúbito supino: Que parece disminuir el riesgo de pérdida de sangre.
  • De pie: Que reduce la necesidad de analgésico y ayuda con las contracciones uterinas.
  • De cúbito lateral: Que permite un mejor control de la cabeza del feto.

El parto humanizado

El parto humanizado es aquel donde la mujer presenta el plan de parto que desea seguir. En esta cartilla se suele colocar información como las expectativas que aquella tiene para este día, sus preferencias, deseos, etc. En este documento incluso puede colocarse si desea estar acompañada o no durante este proceso, además del lugar donde quiere dar a luz, si desea o no usar medicamentos para el alivio del dolor, etc.

El principal beneficio del parto humanizado es que la mujer tiene un mayor control sobre su cuerpo, de esa forma se reduce el estrés del bebé y la ansiedad de la madre, se disminuyen los síntomas depresivos post parto, etc. (Macías-Intriago MG et al, 2018).

Independientemente de la forma y el lugar que elijas para dar a luz, recuerda llevar siempre un adecuado control prenatal. De esa manera podrás encontrar la forma de dar a luz más segura para ti y tu bebé.

Fuentes:

– Tesis de Grado en Enfermería. ¿Parto en casa o en el hospital? Beneficios del parto en casa. Nuevas tendencias. Victoria de la Torre del Jesús. Universidad de Jaén 2015.

http://tauja.ujaen.es/bitstream/10953.1/1544/1/TFG._VIctoria_de_la_Torre_del_Jesus.pdf

– Macías-Intriago MG; Haro-Alvarado J; Galarza-Soledispa G; Quishpe-Molina M; Triviño-Vera B. Importancia y beneficios del parto humanizado. Dom. Cien., ISSN: 2477-8818 Vol. 4, núm.3., jul, 2018, pp. 392-415.

http://dx.doi.org/10.23857/dom.cien.pocaip.2018.vol.4.n.3.392-415 http://dominiodelasciencias.com/ojs/index.php/es/index

– Lugones-Botell M, Ramirez-Bermudez M. El parto en diferentes posiciones a través de la ciencia, la historia y la cultura. Revista Cubana de Ginecología y Obstetricia 2012;38(1):134-145

– Plan de Parto y Nacimiento. Estrategia de Atención al Parto Normal. Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud. Gobierno de España.

https://www.mscbs.gob.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/pdf/equidad/planPartoNacimiento.pdf

– Medina A, Mayca J. Creencias Y costumbres relacionadas Con el embarazo, parto Y puerperio en comunidades nativas awajun y wampis. Rev Peru Med Exp Salud Publica 23(1), 2006.

http://www.scielo.org.pe/pdf/rins/v23n1/a04v23n1.pdf

Comentarios de Facebook

Leave a Reply