ictericia en recién nacidos

La ictericia en recién nacidos se produce cuando los bebés tienen un alto nivel de bilirrubina. Pero ¿qué es la ictericia?, ¿qué causa este padecimiento? ¿Cuántos tipos de ictericia en bebés, existen? En esta publicación contestaremos las preguntas frecuentes que se hacen los padres de recién nacidos, respecto a esta enfermedad.

¿Qué es la ictericia?

La Ictericia en bebés o ictericia neonatal es una enfermedad que se caracteriza por el color amarillento de la piel y mucosas (Rodríguez y Figueras, 2008), esta se ocasiona por el incremento de la bilirrubina o hiperbilirrubina.

Tipos de ictericia

Según Rodríguez y Figueras (2008), la ictericia en neonatos se puede clasificar en fisiológica y patológica. El primer caso es más frecuente en neonatos, en un 60% de los casos y tiene como rasgo principal presentar un solo síntoma y tener una duración espontanea: de 2 a 7 días. Para Pinto Fuentes (s.f.), la ictericia en neonatos también podría ocasionarse por lactancia materna, cuyo diagnóstico clínico se da tras la exclusión de las otras causas.

Por otro lado, la ictericia patológica en neonatos, menos frecuente que la anterior (solo el 6% de los casos), suele iniciar dentro de las primeras 24 horas de nacido y se acompaña de otros síntomas. Del mismo modo se caracteriza por durar más de una semana y sobrepasar los niveles de bilirrubina de la ictericia fisiológica (Rodríguez y Figueras, 2008).

Según Pinto (s.f.) la ictericia patológica en neonatos puede ser: por anemia hemolítica, por obstrucción gastrointestinal, por endocrinopatías y por defectos de la conjugación (síndrome de Crigler-Najjar tipo I, síndrome de Lucey-Discroll o galactosemia)

Ictericia causas y síntomas

El síntoma más evidente dela ictericia, además de la coloración amarillenta, es el aumento de la bilirrubina. Antes de brindar un tratamiento, el médico a cargo tiene que haber diferenciado si se trata de ictericia fisiológica o patológica. Por lo general, la ictericia inicia en la zona del rostro y progresa paulatinamente hacia el torso y las extremidades.

La ictericia fisiológica puede identificarse por los siguientes rasgos, según Omeñaca y González (s.f.):

  1. Aparición después de las 24 horas de nacido.
  2. Aumento de las cifras de bilirrubina que no supera los 0,5 mg/dl/hora o 5 mg/dl/día.
  3. Dura una semana, salvo en casos de bebés prematuros donde puede prolongarse hasta por 14 días
  4. No se evidencia rasgos de alguna enfermedad que esté ocasionando la ictericia.

Si se trata de ictericia por lactancia materna, los síntomas aparecer entre el día 5 y 7 de nacido, esta se caracteriza por ser asintomática y por poder prolongarse hasta más allá del primer mes de nacido.

Cuando se ha detectado ictericia en bebés, es importante identificar los factores de riesgo para evitar el desarrollo de hiperbilirrubina severa. Por ejemplo, se considerarían como tales:

  1. Que la madre tenga un hijo que previamente ha desarrollado la enfermedad.
  2. Que la ictericia haya aparecido dentro de las primeras 24 horas de nacido.
  3. Incompatibilidad sanguínea.
  4. Cefalohematoma o presencia de otros hematomas.
  5. Sangre extravasada.
  6. Isoinmunización
  7. Ser hijos de madre diabética.
  8. Edad gestacional entre las 35 y 37 semanas, entre otros. 

Ictericia tratamientos frecuentes prescritos por pediatras

En relación al tratamiento para la ictericia, independientemente de lo que cause el padecimiento, este está orientado a disminuir la toxicidad por la acumulación de la bilirrubina. Según Mazzi et al, la base del tratamiento es mantener una hidratación adecuada del bebé, a esto prosigue la luminoterapia, tratamiento farmacológico (prescrito por un especialista) y el recambio sanguíneo. Este último, menciona la especialista, solo se recomienda cuando los anteriores métodos hayan fallado y en el caso de hemolisis severas. 

Comentarios de Facebook

Leave a Reply