irritación y enrojecimiento en la piel del bebé
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

La piel de los bebés es muy sensible. Son propensos a sufrir dermatitis del pañal (escaldaduras), sarpullido, etc. Las alergias son uno de los tantos problemas que pueden afectar su piel. 

A continuación, hablaremos de algunas alergias que pueden manifestarse en la piel del bebé.

Alergias alimentarias

Este tipo de alergia es una respuesta inmune, por exposición a las proteínas de un alimento. Según la Sociedad Argentina de Pediatría , esta es la primera causa de anafilaxia en la infancia afectando entre el 4 a 8% de los niños. Dicha institución, agrega que, existen 8 alimentos responsables del 90% de las alergias alimentarias, estos son:

  • Leche
  • Huevo
  • Soja
  • Trigo
  • Maní
  • Nueces
  • Pescados
  • Mariscos

Algunas manifestaciones clínicas de las alergias alimentarias son:

  • Síndrome de alergia al polen-alimento. Que causa prurito y edema en la cavidad oral.
  • Hipersensibilidad gastrointestinal inmediata con náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea, provocados por la ingesta de alimentos.
  • Urticaria/Angioedema. Ocasionada por contacto directo o ingestión.
  • Dermatitis alérgica de contacto. Surge en la forma de eccema por causa de aditivos químicos presentes en alimentos.

Alergias por medicamentos

Ciertos medicamentos pueden causar una reacción alérgica cutánea, en la piel de los bebés. Para Giner Muñoz, los tipos de reacciones más frecuentes son “los exantemas maculo papulosos retardados y, algo menos, las reacciones inmediatas”.

Las reacciones tipo I, explica la experta, incluyen manifestaciones clínicas que varían en severidad como prurito, urticaria y angioedema. Giner indica que este tipo de reacciones pueden surgir entre 3 a 30 minutos, después de la exposición al fármaco, en caso de que éste se administre por vía endovenosa, o hasta una hora si se administró por vía oral.  

Alergias por picaduras de insectos

Las alergias en bebés también pueden darse por picadura de insectos. Según C. Ortega este es un problema frecuente, pero poco estudiado. Para Ortega: “Los insectos producen en la zona de la picadura una reacción local y sus manifestaciones clínicas (eritema, prurito, edema) suelen ser similares, por lo que es difícil filiar el insecto concreto que la ha producido.”.

En el caso de este tipo de alergia, la especialista recomienda seguir las siguientes medidas generales:

  • Aplicar una compresa fría sobre la zona afectada.
  • Limpiar el área de la picadura para evitar infecciones.
  • Si el prurito es intenso, el pediatra puede prescribir un antihistamínico vía oral o un corticoide tópico. 

Dermatitis alérgica por contacto

Según Fonseca, este tipo de dermatitis es: “una reacción inflamatoria a alérgenos que penetran en la piel, mediada por un mecanismo inmunológico de tipo IV.”. Para que se dé este tipo de reacción, debe haber un tiempo de contacto prolongado (meses o años). Cuando la sensibilización ocurre, las lesiones aparecen entre 24 a 48 horas después de exponerse al alérgeno. Las lesiones que caracterizan a este tipo de dermatitis son:

  • Similares a las del eccema (eczema) en su fase aguda.
  • Se producen en la zona que ha estado en contacto con el alérgeno (aunque pueden darse erupciones generalizadas).
  • Prurito.

El ejemplo más frecuente es con el níquel y la perforación de los lóbulos de las orejas para colocar pendientes se considera la principal fuente de sensibilización.

Dermatitis atópica alérgica

Además, de todo lo anterior, es importante mencionar a la dermatitis atópica alérgica. Esta puede darse entre los dos meses a dos años y se presenta, en la forma de:

  • Eccema
  • Eritema
  • Vesículas
  • Costras

Dichas lesiones pueden aparecer en mejillas, cara, frente, cuero cabelludo, tronco, dorso de manos y pies, e incluso en la zona del pañal. Esta última podría confundirse con diferentes tipos de escaldaduras en bebés. Para diferenciar la dermatitis atópica de otras enfermedades, deben estar presentes al menos 3 de los siguientes síntomas:

  • Prurito
  • Eccema
  • Antecedentes familiares o historia previa del brote.
  • Distribución y forma típica del brote, según la edad.

Fuentes:

CÁCERES, M. E. “¿Cuándo la dermatitis atópica es alérgica? | 2013. Recuperado de: https://www.sap.org.ar/docs/congresos/2013/alergia/presentaciones/caceres.pdf  

FONSECA, E. “Dermatitis por contacto”, s.f. Recuperado de: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/dermatitis_contacto.pdf

GINER, M. “Alergia a medicamentos. Conceptos básicos y actitud a seguir por el pediatra”. PP. 637-652.  En: Programa de formación continuada en pediatría extrahospitalaria. 2013. Recuperado de: https://www.pediatriaintegral.es/wp-content/uploads/2014/01/Pediatr%C3%ADa-Integral-XVII-9.pdf 

ORTEGA, C. “Alergia a la picadura de insectos”.  PP.628-637. En: Programa de formación continuada en pediatría extrahospitalaria. 2013. Recuperado de: https://www.pediatriaintegral.es/wp-content/uploads/2014/01/Pediatr%C3%ADa-Integral-XVII-9.pdf

SOCIEDAD ARGENTINA DE PEDIATRÍA. “Alergia alimentaria en pediatría: recomendaciones para su diagnóstico y tratamiento”. Recuperado de: https://www.sap.org.ar/uploads/consensos/consensos_alergia-alimentaria-en-pediatria-recomendaciones-para-su-diagnostico-y-tratamiento-93.pdf

Comentarios de Facebook
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

Leave a Reply