pesadillas en bebés

¿Pesadillas en bebés, se dan realmente? Es posible que tu bebé pueda, en algunas ocasiones, verse inquieto mientras duerme, pero esto no necesariamente significa que tenga un mal sueño. Entonces ¿a qué se debe? Aquí te contamos qué es lo que tú crees que son pesadillas en tu bebé y por qué se dan.

¿Cómo es el sueño de mi bebé?

Según la Asociación Española de Pediatría, desde el primer al tercer mes de vida los lactantes tienen sueño tranquilo (conducta tranquila, sin movimientos corporales y una respiración regular) que equivale al sueño noREM de los adultos, y el sueño activo (ojos cerrados con una atonía muscular axial, pero con mioclonías, movimientos faciales: risas, muecas… y movimientos oculares) que equivale al sueño REM. Este sueño activo es el mayoritario en este periodo y va disminuyendo su duración hasta los 2 a 3 años.

Las pesadillas no aparecen en esta etapa temprana del sueño en los bebés. Muchos papás pueden creer que un bebé no duerme bien porque tiene malos sueños, pero los problemas para tener un sueño largo, van por otro lado. Así lo afirma Ignacio Cruz Navarro, quien en su artículo “Alteraciones del sueño infantil” nos dice que, durante los cuatro primeros meses los despertares en bebés son frecuentes porque este quiere alimentarse, entre otros factores (calor, frío, pañal sucio, etc.) y no suelen implicar ninguna patología.

Según el autor, otros problemas de sueño pueden surgir entre los cuatro a doce meses, además de los despertares, también pueden surgir rechazo a acostarse, ritmias de sueño, en cuya situación se recomienda el apego seguro, rutinas de pre-sueño, entre otros.

Miclonías neonatales benignas del sueño y otras parasomnias en bebés

Cuando tu bebé duerme es posible que veas que se sacude o mueva sus brazos. Quizá sea esto lo que interpretas como pesadillas, pero no lo son. Clínicamente se conocen como mioclonías neonatales y en la mayoría de los casos son benignas. Se suelen dar durante el sueño lento y no produce ninguna alteración en el desarrollo del lactante, ni presenta estos movimientos estando despierto. Según Caraballo, Yepez, Cersosimo y Fejerman, suelen desaparecer al tercer mes.

Además de la anterior hay otros trastornos del sueño en bebés. Según Ana Gracia Millan, estos se llaman parasomnias y entre ellas puede encontrarse el insomnio. La autora agrega en su publicación que recién a partir de los dos años, el niño puede desarrollar parasomnias más comunes de la edad adulta como terrores nocturnos y al tercer año, pesadillas. 

¿A partir de qué edad mi hijo puede empezar a tener pesadillas?

Las pesadillas son un tipo de parasomnia que a veces se confunden con los terrores nocturnos, no obstante, estas aparecen la fase del sueño REM (Arboledas, Alarcón y Salort, s.f.). Según la Junta de Andalucía, las pesadillas son un tipo de sueño que los niños pueden empezar a presentar a partir de los 3 años, por ende, lo que tu bebé tenga antes no puede ser comprendido como tal, al menos hasta lo que se sabe a la fecha.

Respecto a las pesadillas en niños, se menciona que estas suelen aparecer más tarde en niñas que en niños y que pueden ir en aumento a medida que se va creciendo. Así serán más comunes en niños a partir de los diez años.

Según Cruz Navarro, para que las pesadillas en niños, no se den, hay que evitar estímulos desencadenantes, como programas de televisión o videojuegos.  Respecto a estas, E. Estivil, nos dice que son episodios que duran algunas semanas y que guardan relación con algún acontecimiento por el que el niño ha pasado y que le despierta inquietud.

Resumen sobre las pesadillas en bebés

No existe ningún estudio que afirme que los bebés tengan pesadillas, al menos durante sus dos primeros años de vida. Por ello, son otros los factores que hacen que el bebé se despierte repentinamente o tenga movimientos bruscos mientras duerme. Las pesadillas se dan durante la fase REM y recién empezarán a surgir a partir de los tres años.

Fuentes:

Caraballo R, Yépez I, Cersosimo R, Fejerman N. Mioclonías neonatales benignas del sueño. Arch Arg Pediatr 1998, vol 96; 12-16.    (https://www.sap.org.ar/docs/publicaciones/archivosarg/1998/98_12_17.pdf)

Gauchat A, Séguin JR, Zadra A. Prevalence and correlates of disturbed  dreaming in children. Pathol Biol (Paris). 2014;62(5):311-318.

http://www.juntadeandalucia.es/averroes/centrostic/14001608/helvia/aula/archivos/repositorio/0/76/OF-_PARA_INTERVENIR_ANTE_LAS_PESADILLAS.pdf

Cruz Navarro IJ. Alteraciones del sueño infantil. En: AEPap (ed.). Curso de Actualización Pediatría 2018. Madrid: Lua Ediciones3.0, 2018. P. 317-329.

(https://www.aepap.org/sites/default/files/317-329_alteraciones_del_sueno_infantil.pdf)

Ana Gracia Millan

http://www.serviciopediatria.com/wp-content/uploads/2015/03/2019_01_POLISOMNOGRAF%C3%8DA-EN-PEDIATR%C3%8DA.pdf

Pin Arboledas, G; Cubel Alarcón, M; Morell Salort, M. Particularidades De Los Trastornos Del Sueño En La Edad Pediátrica. En: AEPap (ed.). 

http://www.aepap.org/gtsiaepap/gtsueno/evolparas.pdf

Conducta del Sueño. Enciclopedia sobre el desarrollo de la primera Infancia.

http://www.enciclopedia-infantes.com/sites/default/files/dossiers-complets/es/conducta-del-sueno.pdf

E Estivil. Parasomnias En La Infancia. Asociación Vasca de Pediatría de Atención Primaria.http://www.avpap.org/documentos/jornadas2003/parasomnias.pdf

Comentarios de Facebook

Leave a Reply