posición para dormir del recién nacido

Como papás, en especial si eres primerizo, surgen muchas dudas sobre el cuidado del bebé. Gran parte de ellas tienen que ver sobre los hábitos de sueño, y la posición para dormir del recién nacido es una de ellas. En esta nota, te contaremos lo que necesitas saber sobre la mejor posición para que tu bebé duerma, así como los cuidados que se tienen que tener con los pequeños, según indican los especialistas.

La posición perfecta para dormir en el recién nacido

Según la especialista en medicina respiratoria pediátrica, la doctora Aurore Côté M.D., la única posición recomendada para acostar a los bebés, ya sea para tomar una siesta, o dormir durante la noche, es boca arriba (o posición supina). Esta se tendría que motivar, aconseja la experta, desde el nacimiento. En una publicación de UNICEF, se dice: “Los estudios internacionales realizados durante la última década son concluyentes en cuanto a que los bebés que duermen boca arriba tienen entre tres y doce veces menos riesgo de fallecer a causa del Síndrome de Muerte súbita del Lactante (SMSL).” (s.f.).

La campaña “Pon a dormir a tu bebé boca a arriba”, se inició en Estados Unidos en la década de los noventa y se extendió a diferentes países, como Argentina, España, Canadá, etc. y fue apoyada por entidades gubernamentales, así como por la Sociedad Latinoamericana de Pediatría, la Sociedad Española de Pediatría, entre otras. Desde la propagación de la campaña, los casos de muerte súbita en lactantes se vieron reducidos en un 60% (Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver, 2017). 

Pese a que la posición “boca arriba”, es la mejor (según refieren diferentes estudios y afirman distintos especialistas) para acostar a los bebés, hay que tener presente que esta solo se recomienda si el pediatra a cargo no ha indicado alguna otra posición particular para el sueño de tu bebé (UNICEF, 2005).

El mito de dormir boca arriba

Antes de la propagación de la campaña “Pon a dormir a tu bebé boca arriba”, se creía que los bebés que dormían en esta posición, podían asfixiarse con los líquidos que tosían o tragaban, no obstante, es en esta posición, donde es más fácil, para ellos, despejar estos fluidos. De hecho, según indica Aurore Côté M.D, no existe ninguna evidencia científica que muestre que los bebés pueden atragantarse, con mayor frecuencia, cuando duermen en esta posición.

Posiciones para dormir que no se recomiendan en recién nacidos

Frente a dormir boca arriba, los especialistas recomiendan evitar que los bebés duerman boca abajo (posición de prona). Esto se justifica, aunque no está clínicamente comprobado, a que la posición de dormir boca abajo es parte de los rasgos epidemiológicos de la muerte súbita del lactante (Aurore Côté M.D, s.f.).

Los especialistas tampoco recomiendan que los bebés duerman de lado. Esto se justificaría en el hecho de que, al dormir de costado, están propensos a girar y terminar “boca abajo”.

Pese a que se recomienda evitar la posición de prona al dormir, ésta no tiene que evitarse cuando el bebé esté despierto y sea supervisado, ya que no representa ningun riesgo para él en esta situación. De hecho, colocar en esta posición al bebé durante ciertos intervalos de tiempo, según su edad, le ayudará a fortalecer los músculos de su cuello y espalda. 

¿Hasta qué edad se aconseja que los bebés duerman boca arriba?

Según el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (2017), lo ideal es que los bebés adopten esta posición para dormir hasta el año de edad, aunque es preferible que esta información la consultes con el pediatra a cargo de tu pequeño, ten presente que cada bebé tiene necesidades distintas y dependerá de las recomendaciones de su médico a cargo, lo mejor para tu bebe.

¿Cuál es el mejor lugar para dormir del bebé?

Para la Sociedad de Pediatría Argentina, en base a múltiples estudios hechos en todo el mundo, el lugar más seguro para que duerma el bebé, es la habitación de los padres en una cuna ubicada junto a su cama. Sin embargo, el colecho (circunstancia en la cual el niño duerme en la misma cama junto a su madre u otros miembros de la familia, todas las noches, durante, al menos, cuatro horas) fomenta la lactancia materna, que es un factor protector de SMSL, por lo que no debería desaconsejarse su práctica, salvo exista condiciones tales como prematuridad, alcoholismo/uso de drogas en alguno de los padres, tabaquismo, o cansancio excesivo en alguno de los padres. En dichas situaciones se contraindica de manera formal el colecho.

Fuentes mencionadas en esta nota:

Aurore Côté M.D

http://www.sids.org.ar/archivos/bebebocaarriba.pdf

UNICEF (s.f.)

https://www.sids.org.ar/FolletoMS1.pdf

UNICEF (2005)

http://files.unicef.org/uruguay/spanish/bienvenido_bebe.pdf

Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver, 2017

https://www.nichd.nih.gov/sites/default/files/publications/pubs/Documents/STS_Spanish.pdf

Subcomisión de Lactancia Materna y Grupo de Trabajo de Muerte Súbita e Inesperada del Lactante. Colecho en el hogar, lactancia materna y muerte súbita del lactante. Recomendaciones para los profesionales de la salud. Arch Argent Pediatr 2017;115(5):520.

Comentarios de Facebook

Leave a Reply