bebes recien nacidos y apego de mama
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

El apego (o vínculo de apego), según el Programa de Salud Infantil y Adolescente de Andalucía, es la relación de cariño especial, que se forja entre el bebé y su madre, padre, o cuidadores. Esta es la relación más temprana que crea el recién nacido y que le permitirá regular su sistema emocional. En esta publicación hablaremos del apego del bebé, para con su madre.

Según una publicación del Programa de Salud Infantil y Adolescente de Andalucía, el apego no se crea de forma automática, sino que se va estableciendo de a poco. En ese sentido, a medida que los bebés conviven con su madre, se sienten atendidos por ella y reciben cariño, es que el sentimiento de apego se va forjando y reforzando.

Teoría del apego, ¿qué es?

Según Tamayo, el apego es el vínculo que permite a los bebés conseguir o mantener proximidad con otra persona. La calidad de este vínculo va a depender de las satisfacción de las necesidades básicas del bebé. Además, como consecuencia del vínculo forjado, éste será capaz de establecer relaciones sanas en sus próximas etapas de vida.

Tipos de apego en la relación madre-hijo

Existen diferentes tipos de apego (Tamayo, 2017). Estas son:  

1. Apego Seguro

Este tipo de apego, según Tamayo, se da cuando la madre es una base segura para el bebé, ya que satisface sus necesidades. En ese sentido, el niño confía en ella. Los bebés que desarrollan este tipo de apego tienen mayores probabilidades de tener un buen desarrollo emocional, social y cognitivo (Programa de Salud Infantil y Adolescente de Andalucía, “Adaptación y Vínculo de Apego”).

Según J. Gago, para formar este tipo de apego se debe:

  • Ofrecer contacto al niño cuando llora.
  • Responder a sus estados emocionales.
  • Identificar las necesidades del bebé como propias de este.

2. Apego inseguro-evitativo

Para F. Sanchis (2008), en este tipo de apego el niño no tiene confianza en la disponibilidad de su madre. Los niños con este tipo de apego muestran conductas como:

  • No llorar si son separados de su madre.
  • Rechazan el acercamiento de su madre cuando ella busca contacto.

Según Sanchis, esto puede ser interpretado, por algunas mamás, como señal de independencia; no obstante, algunos especialistas, como Ainsworth, advierten que puede tratarse de niños con dificultades emocionales (Sanchis, 2008).

3. Apego inseguro ambivalente

En este tipo de apego, los bebés se caracterizan por sentir gran ansiedad ante la ausencia de su madre. Esto no es beneficioso para su desarrollo emocional, ya que sienten el deseo de recibir su atención, pero a la vez están inseguros de su respuesta (Sanchis, 2008).

Las madres que fomentan (conscientemente o no) este tipo de apego se caracterizan por:

  • No estar siempre disponibles (Tamayo, s.f.).
  • Estar disponibles sólo cuando están emocionalmente estables (Sanchis, 2008).
  • Interferir en la conducta exploratoria de sus bebés (Sanchis, 2008).

Como consecuencia del apego inseguro-ambivalente, según Sanchis, los niños tienden a ser más inseguros, dependientes y faltos de autonomía.

¿Cómo formar el vínculo de apego con tu bebé?

Los vínculos de apego seguro se crean y fortalecen día tras día. Por ejemplo, al alimentarlo, bañarlo, cambiarle el pañal, cuidando que no sufra de problemas como escaldaduras, etc. 

A continuación, te contamos qué puedes hacer para brindar un cuidado cariñoso y sensible a tu bebé, según el artículo “Cómo establecer un buen apego” del Programa de Salud Infantil y Adolescente de Andalucía.

1.   Tu bebé debe saber que pase lo que pase estás disponible para él o ella. Debes aprender a interpretar qué necesita y responder ante ello.

2.   La proximidad física, el contacto piel con piel, favorece el vínculo del apego.

3.   Demuestra interés por lo que hace.

4.   Sé expresiva y cariñosa al hablar o mirar a tu bebé.

5.   Haz que las rutinas diarias con tu bebé sean momentos para demostrarle tu amor.

6.   No lo sobreprotejas.

7.   Conoce cómo se desarrolla tu bebé según su edad.

8.   No lo compares, tu bebé es único y aprenderá cada cosa nueva a su ritmo.

Fuentes:

PROGRAMA DE SALUD INFANTIL Y ADOLESCENTE DE ANDALUCÍA. Sesión grupal 2: Adaptación y vínculo de apego. Recuperado en: http://si.easp.es/psiaa/wp-content/uploads/2014/09/sesion_grupal_02_apego.pdf

GAGO, Josu. “Teoría del apego. El vínculo”. Recuperado en: https://www.avntf-evntf.com/wp-content/uploads/2016/06/Teor%C3%ADa-del-apego.-El-v%C3%ADnculo.-J.-Gago-2014.pdf

TAMAYO, Paula. Tipo de apego con la madre y las implicaciones en las relaciones de pareja de un adulto de 31 años de edad, de la comuna 6 de la ciudad de Medellín, 2017. Recuperado en: https://repository.uniminuto.edu/bitstream/handle/10656/6041/final%20trabajo%20de%20grado%20ID343713%20Paula%20Andrea%20Tamayo%20P%C3%A9rez.pdf?sequence=1&isAllowed=y

PROGRAMA DE SALUD INFANTILY ADOLESCENTE DE ANDALUCÍA. “¿Cómo establecer un buen apego?”. Recuperado en: https://si.easp.es/psiaa/wp-content/uploads/2014/07/cuidadores_apego.pdf

SANCHIS CORDELLAT, FRANCESC, “Apego, acontecimientos vitales y depresión en una muestra de adolescentes”. Recuperado en: https://www.tesisenred.net/bitstream/handle/10803/9262/Primera_parte_MARCO_TEORICO.pdf?sequence=6&isAllowed=y 

Comentarios de Facebook
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

Leave a Reply