BebéPrevención

Sarpullido en bebés

sarpullido en bebés

El sarpullido, también llamado miliaria, se produce cuando los conductos sudoríparos se obstruyen. En esta publicación te hablaremos más sobre el sarpullido en bebés, la forma de prevenirlo y con qué otras condiciones pueden confundirse.

De acuerdo a la Academia Americana de Médicos de familia la miliaria tiene dos formas más frecuentes: La miliaria cristalina que consisten en pequeñas vesículas sin inflamación, y que aparece en la cabeza, cuello y tronco y la miliaria rubra, también llamada sarpullido de calor, que consiste en pequeñas pápulas eritematosas que se ubican en los pliegues de la piel, así como en áreas cubiertas por ropa. Ambas se presentan especialmente en climas calurosos, siendo los recién nacidos y los lactantes pequeños muy susceptibles. Ambos cuadros son benignos y la manera de prevenirlo es controlar la temperatura del bebé y evitar el exceso de ropa.

Existen otras condiciones con las cuales el sarpullido puede confundirse, entre ellas tenemos exantemas virales, dermatitis de contacto, dermatitis causadas por hongos, entre otros.

Entre los exantemas virales tenemos el exantema súbito o también conocida como roséola infantil. A diferencia del sarpullido viene asociado a fiebre alta que desaparece cuando aparece la erupción dérmica que se extiende en todo el cuerpo. Como su nombre lo dice su causa es un virus, describiendo al virus herpes tipo 6 como el responsable. La Asociación Española de Pediatría describe que el 90% de los casos se produce antes de los 2 años.

La dermatitis de contacto por el pañal es una dermatitis que se produce por la irritación de la orina y las heces en la piel del bebe. Puede prevenirse cambiando al bebé en cuanto haga sus deposiciones (ya sean estas orina o heces). También recomiendan el uso de cremas protectoras con óxido de zinc en su composición. Entre estas últimas, D´ Hipoglós, es un ungüento para prevenir escaldaduras sumamente efectivo.

Algunas dermatitis del pañal pueden complicarse con sobreinfecciones bacterianas o por hongos, como la cándida. El diagnóstico en estos casos es clínico y requiere la evaluación de su médico pediatra.

En relación de los tratamientos, todo va a depender de la evaluación que haga el pediatra o dermatólogo a cargo del bebé. Siempre será mejor acudir con un especialista para que pueda evaluar la gravedad y recomendar los medicamentos o cuidados específicos para cada pequeño.

Lo que debes hacer si notas “sarpullido” en tu bebé

En vista de que pueden existir diferentes razones para la aparición de sarpullido en bebés, o condiciones que pueden confundirse, lo mejor es llevarlo con el médico cuando este surja. La automedicación es riesgosa para la salud del niño, además no garantiza el tratamiento a tiempo de las lesiones cutáneas.

En la unidad de salud, el médico hará una evaluación y solicitará exámenes, de ser necesarios, para dar con la causa del sarpullido en bebés y brindar el tratamiento adecuado.

Fuentes:

O´Connor N, McLaughlin M. Newborn Skin: Part I. Common Rashes. Am Fam Physician. 2008;77(1):4752.

Ruiz Contreras J. Exantemas en la Infancia. En: AEPap ed. Curso de Actualización Pediatría 2006. Madrid: Exlibris Ediciones 2006. P317-24.

Fonseca Capdevila E. Dermatitis por contacto. Asociación Española de Pediatría. https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/dermatitis_contacto.pdf

Comentarios de Facebook

Leave a Reply