X

Tipos de escaldaduras en bebés

Existen muchos tipos de escaldaduras en bebés. Estas se distinguen según el agente que las ocasiona. No solo son producto de las rozaduras del pañal o de la humedad, también tienen su origen en otras enfermedades, deficiencias vitamínicas, etc.

¿Qué son y cuáles son las causas más comunes de las escaldaduras?

Las escaldaduras, clínicamente conocidas como dermatitis del pañal, afectan a una amplia población de bebés, pero por lo general, no se trata de una patología seria. En casos menores, no pasa de ser un leve enrojecimiento de la piel; no obstante, en casos mayores puede llevar a la aparición de llagas abiertas (American Academy of Pediatrics, 1992).

El factor más común para el desarrollo de la dermatitis de pañal es la humedad de la piel, pero además: “la maceración, la oclusión, la fricción, la mayor temperatura, el contacto prolongado con el amoniaco de la orina, y la mayor actividad de las lipasas y proteasas contenidas en las heces.” – Pi Hernández, 2007.  Junto con lo anterior, agentes extraños también pueden ser los causantes de las escaldaduras.

Tipos de escaldaduras en bebés según la zona afectada

Las escaldaduras pueden diferenciarse según el grado de irritación y la zona en la que se presenten:

Escaldadura de zonas convexas

Generalmente aparece en la zona de los genitales y en las superficies convexas (de ahí el nombre). Este tipo de dermatitis no suele aparecer en los pliegues de la piel. En menor grado se presenta como eritema y descamación (Mena y Valencia,  s.f.).

Escaldadura lateral

La irritación aparece en la zona lateral de las nalgas, por lo general en donde la parte absorbente del pañal no llega. Es un tipo de escaldadura menos frecuente y es más común en niños llenitos (Zambrano s.f.).

Escaldadura perianal

Entre sus síntomas se encuentra el eritema en la zona perianal. En un 78% de los casos incluye prurito y en menor grado dolor rectal, sangre en las deposiciones fecales e incontinencia fecal. Se suele combatir con antibióticos tópicos y antibioterapia oral (Martínez, Suárez y Calle, 2011).

Tipos de escaldaduras en bebés según su origen

Dermatitis de contacto

Se origina por el contacto con agentes ajenos al cuerpo. Esta a su vez se subdivide en dermatitis alérgica de contacto, que obedece a mecanismos inmunológicos, y dermatitis irritativa cuya causa se encuentra en mecanismos no inmunológicos (Garcés, Muñoz y Longo, s.f.).

Dermatitis atópica

Se caracteriza por presentar síntomas como resequedad, picor, eczema y en ocasiones el engrosamiento de la piel alrededor de los pliegues cutáneos. Puede ocasionarse por alteraciones inmunológicas, hiperreactividad de la piel, alteraciones de función de la barrera cutánea, etc. (AEPap, s.f.)

Enfermedades que pueden confundirse con escaldaduras en bebés

Ya que el área del pañal es propensa a desarrollar diferentes patologías es siempre recomendable acudir al pediatra en cuanto se note irritación en la zona. Algunas de las enfermedades que pueden confundirse con escaldaduras son:

Psoriasis de pañal

Puede confundirse con la dermatitis irritativa del área del pañal. Se presenta como una erupción asintomática persistente. A diferencia de la dermatitis, no respeta los pliegues de la piel y se puede expandir hacia el abdomen o los muslos (Azaña y Martínez, s.f.).

Candidiasis del pañal

Esta enfermedad puede ser congénita, aunque también adquirida “sistemática y cutáneo-mucosa” (Moreno,  s.f.). La primera es poco frecuente y asociada a bebés prematuros; en el segundo caso, se puede ocasionar por infección nosocomial (tras el nacimiento).

Sífilis congénita

Una enfermedad que se puede contagiar de madre a hijo y que presenta entre sus síntomas irritación en la zona perianal del bebé.

Otras enfermedades que pueden confundirse con una dermatitis de pañal o escaldaduras son: la miliaria rubra, herpes simple primario genital, impétigo, etc.

Fuentes:

“Dermatitis de contacto” en http://www.seaic.org/wp-content/plugins/download-monitor/download.php?id=57_Contacto_Generalidades.pdf

American Academy of Pediatrics, “la dermatitis del pañal o pañalitis” en http://hanover-pediatrics.com/documents/spanish/DiaperRashSP_S0051.pdf

Mena y Valencia, “Guías Diagnósticas y Terapéuticas de las 10 patologías más frecuentes” en http://himfg.com.mx/descargas/documentos/planeacion/guiasclinicasHIM/GDermatologia.pdf

Martínez, Suárez y Calle, “Dermatitis perianal: importancia de un correcto diagnóstico diferencial” en http://archivos.fapap.es/files/639-344-RUTA/456acb4910c7abccd638387c06598aa5.pdf

Garcés, Muñoz y Longo, “Dermatitis de contacto. Generalidades” en file:///C:/Users/WendyWg/Documents/57_Contacto_Generalidades.pdf

AEPap, “Dermatitis atópica” en https://www.aepap.org/sites/default/files/documento/archivos-adjuntos/dermatitis_atopica.pdf

Azaña y Martínez. Psoriasis en la infancia y adolescencia.

En https://www.pediatriaintegral.es/wp-content/uploads/2016/xx04/03/n4-234-243_JoseAzana.pdf

Moreno, O. “Candidiasis Neonata” en http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/pediatria/candidiasis_neonatal.pdf

Comentarios de Facebook
Consultorío Hipoglós :

Usamos Cookies, si continuas en nuestro sitio, aceptas las politicas de privacidad.